Trucos y Consejos para una vida saludable

Aromaterapia, Medicinas naturales, Salud

Los 5 usos de la Aromaterapia

El uso terapéutico de los aceites esenciales cubre un ámbito amplio. Aunque no es fácil categorizar los diferentes tipos de aplicaciones, se puede, sin embargo, destacar cinco áreas de especialización.

La aromaterapia sencilla

Es la aromaterapia para uso casero. Tiene una gran variedad de métodos: vaporización, baños aromáticos, cremas cosméticas, inhalación de vapor, primeros auxilios o tratamiento de enfermedades comunes. Este enfoque de la aromaterapia viene de la tradición de hacer remedios herbales caseros, transmitida de una generación a otra. Las enfermeras y otros profesionales de la salud pueden adaptar la aromaterapia sencilla para utilizarla como complemento de un tratamiento médico. También puede ayudar a combatir las infecciones y mejorar la salud.

La aromaterapia cosmética

La aromaterapia cosmética es el uso más antiguo y especializado de los aceites esenciales para la piel y la belleza. En los últimos años, los laboratorios cosméticos han aprovechado el éxito de la aromaterapia para incorporar los aceites esenciales en todo tipo de productos cosméticos: cremas, geles, champús, lociones…

La Psicoaromaterapia y la perfumería

La Psicoaromaterapia describe el uso de los beneficios psicoterapéuticos de los aceites esenciales, con la inhalación y otros modos de aplicaciones. Se ocupa de la manera en que los aromas derivados de las plantas pueden influir sobre las emociones y los estados de ánimo, para así ayudar a obtener un cierto equilibrio mental. Por eso, la Psicoaromaterapia tiene mucho en común con el arte de la perfumería, que originalmente utilizaba aromas naturales (ahora utiliza aromas sintéticos); ambos se centran en los efectos psicológicos de un perfume y exigen un vasto conocimiento de los diferentes olores.

El masaje aromaterapéutico

El masaje con aceites esenciales es el método más utilizado por los aromaterapeutas que trabajan en el campo de la medicina alternativa. Es también la aplicación más co

iStock_back massagenocida de la aromaterapia. La sinergia de los aceites esenciales con el masaje ha demostrado ser una combinación muy eficaz para el tratamiento de condiciones relacionadas con el estrés. Durante el masaje, los aceites esenciales son asimilados a través de la piel para llegar a la corriente sanguínea, y así afectan directamente tanto al sistema nervioso como a las diferentes partes y órganos del cuerpo.

La aromaterapia médica

La aromaterapia médica implica el uso sistemático de los aceites esenciales en el tratamiento de enfermedades diagnosticadas clínicamente. Solo doctores en medicina o terapeutas que han seguido una formación extensiva de un mínimo de cuatros años pueden practicar la aromaterapia médica. Ésta adopta una gran variedad de métodos, incluida la prescripción oral.

Los aceites esenciales prueban ser muy poderosos en el tratamiento de afecciones virales, autoinmunes o antibiótico-resistentes. Para curar rápidamente una afección, el doctor prescribe antibióticos que dan como resultado un restablecimiento casi instantáneo. Pero uno de los efectos secundarios es la destrucción parcial de la flora saprofita responsable de nuestra inmunidad.

Esa debilidad favorece la aparición de otra enfermedad viral o microbiana, que será otra vez curada con otro antibiótico así, nuestro sistema inmunológico se debilita cada vez más. Por el contrario, la acción anti-infecciosa de los aceites esenciales es eubiótica, es decir que favorece el desarrollo de la vida de la flora intestinal. Por todo eso, la aromaterapia puede ser un arma poderosa para enfrentarse a patologías relacionadas con el sistema inmunitario.

¿Cómo funcionan los aceites esenciales?

Los aceites esenciales pueden penetrar en el cuerpo por todas las vías de administración. Así que se absorben rápidamente a través de la piel (administración externa) antes de pasar por la circulación sanguínea y llegar a los órganos.

Para probar la rapidez de la absorción, Dominique Baudoux –reconocido aromaterapeuta francés- nos invita a hacer un test: “Aplique unas cuantas gotas de eucalipto radiado (eucalyptus radiata) sobre la planta de los pies, y espere 30 minutos.

Eche el aliento a la cara de un amigo. ¡Él podrá confirmar el olor del eucalipto!” Esto nos indica cuán rápidamente penetran los aceites esenciales por la piel, para ser captados por la micro-circulación sanguínea y luego ser absorbidos por el sistema de circulación, y llegar a los órganos determinados.

Los aceites esenciales también se pueden inhalar, y llegar al sistema sanguíneo a través de los pulmones. Además de los modos de administración a través de las vías oral y rectal (sólo bajo prescripción de un aromaterapeuta médico), los aceites esenciales se pueden administrar de manera muy sencilla por vía olfativa (por difusión).

Las moléculas llegan directamente al cerebro límbico (o centro de las emociones) sin pasar por el neocórtex (donde ocurre el pensamiento consciente), provocando una reacción totalmente independiente de la voluntad. De esta manera, se puede ayudar a modificar el comportamiento frente a condiciones como tabaquismo, alcoholismo o bulimia.

Este trabajo sobre los receptores neuro-olfativos se llama olfatoterapia. De manera más sencilla, utilizar un quemador o difusor de aromas en casa puede ayudar a relajarse, a concentrarse o a encontrar el sueño.

Recommended

1 Comment

Leave a Comment